Constitución europea

En cachos fácilmente deglutibles

Inicio > Historias > Artículo 288

Artículo 288

Parte III >Titulo IV >


1. Las importaciones originarias de los países y territorios se beneficiarán, a su entrada en los

Estados miembros, de la prohibición de los derechos de aduana entre Estados miembros establecida en la Constitución.

2. Quedan prohibidos, de conformidad con el apartado 4 del artículo III-151, los derechos de

aduana que graven, a su entrada en cada país y territorio, las importaciones procedentes de los Estados miembros y de los demás países y territorios.

3. No obstante, los países y territorios podrán percibir derechos de aduana que correspondan a

las exigencias de su desarrollo y a las necesidades de su industrialización, o derechos de carácter fiscal destinados a nutrir su presupuesto.

Los derechos mencionados en el primer párrafo no podrán ser superiores a los que graven las importaciones de productos procedentes del Estado miembro con el que cada país o territorio mantenga relaciones especiales.

4. El apartado 2 no será aplicable a los países y territorios que, por estar sujetos a obligaciones

internacionales especiales, estén aplicando un arancel aduanero no discriminatorio.

5. El establecimiento o la modificación de los derechos de aduana que graven las mercancías

importadas por los países y territorios no deberá provocar, de hecho o de derecho, una discriminación directa o indirecta entre las importaciones procedentes de los distintos Estados miembros.

01:00 | jmerelo | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://consti.blogalia.com//trackbacks/25349

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.69.204 (b24208f467)
Comentario





		

Artículos anteriores

Blogalia

Blogalia


Estadísticas

Algunos enlaces

© 2002 jmerelo